El Ayuntamiento de Mengíbar firma el contrato del arrendamiento de la Casa Palacio

El Ayuntamiento de Mengíbar firma el contrato del arrendamiento de la Casa Palacio

El alcalde de Mengíbar, Juan Bravo Sosa, ha informado de que la empresa Paraninfo Gestión SL, de Jaén, se ha adjudicado la licitación, por concurso, del arrendamiento para la gestión y explotación de la Casa Palacio, con la aprobación de la Corporación Municipal en el último pleno ordinario.

 

El emblemático edificio abrirá sus puertas en los próximos meses como hotel de cuatro estrellas, lo que servirá, según Bravo Sosa, para “generar empleo directo e indirecto, así como para ampliar los servicios en el municipio, dar vida a un histórico inmueble y potenciar la promoción cultural y turística de Mengíbar”.

 

El regidor mengibareño y Manuel Archilla Consuegra, representante de la adjudicataria, han firmado el contrato de arrendamiento, por un plazo de quince años.

 

El documento recoge diversas cláusulas como la adscripción al contrato de una persona con gran experiencia que vele por la viabilidad del proyecto empresarial, creación de puestos de trabajo a jornada completa, ejecución de obras e inversiones obligatorias y adicionales, planes de mantenimiento, inversiones, gestión y explotación del hotel y de promoción y comercialización de la Casa Palacio.

 

 

Actividades socioculturales en las zonas comunes

 

Desde que es propiedad municipal, el Consistorio ha venido realizado numerosas actividades socioculturales en el inmueble, como jornadas históricas, conciertos de música, campeonatos de ajedrez, actos educativos con cientos de asistentes, así como numerosas visitas guiadas con más de mil participantes.

 

“Hemos resucitado la Casa Palacio, dándole uso para el disfrute de los vecinos y visitantes, y lo seguiremos dando en las zonas comunes y en la parte que albergará el futuro Centro de Interpretación de Iliturgi, y a esto hay que sumarle ahora la entrada en funcionamiento del hotel”, ha dicho el alcalde.

 

El máximo responsable del Ayuntamiento ha incidido en que la explotación hotelera servirá para incrementar la oferta del sector servicios en el municipio. Eso sí, tal y como se detalla en las condiciones de la licitación, “la Administración mengibareña velará intensamente para que, en cualquiera de los casos, se garantice el correcto y adecuado mantenimiento y conservación de la Casa Palacio y de las piezas arqueológicas de la Colección de la Chica”.

 

El contrato contempla opciones de uso de zonas comunes por parte del Ayuntamiento para la celebración de actos de interés general (actividades institucionales, culturales y turísticas y visitas guiadas). “Por supuesto, la ciudadanía seguirá disfrutando del emblemático edificio, porque el Ayuntamiento continuará realizando actividades socioculturales abiertas a vecinos y visitantes”, ha informado Bravo Sosa.

 

 

Un edificio histórico

 

La Casa Palacio, un edificio datado en el siglo XV, llevaba varios años en concurso de acreedores, y "se estaba deteriorando", hasta el punto de que se han sufrido robos y "lo peor es que no había visos de que esta situación mejorase ni a corto ni a medio plazo", hasta que finalmente el Ayuntamiento pudo hacerse con su propiedad.

 

El inmueble se encuentra ubicado en la zona central del conjunto Histórico-Artístico, junto a la Torre del Homenaje (siglos XIII-XIV), la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol (siglos XIII-XVI), y el Ayuntamiento de Mengíbar. La entrada principal del inmueble da a la Plaza de la Constitución, mientras que el resto de la fachada da a la Calle Real, arteria principal de Mengíbar.

 

En el interior de la Casa Palacio destaca un patio porticado con arcos de medio punto, donde se exhiben restos de la ciudad romana de Iliturgi, así como dos patios más con fuentes de caños y uno interior ajardinado con un laberinto de agua sobre el aljibe del siglo XI, que culmina en una cascada que va a parar a las termas romanas.

 

Las habitaciones están divididas en dos edificios, la histórica Casa Palacio, en la que se encuentran 30 habitaciones con una decoración exclusiva, que se identifica con diferentes personajes históricos, y el edificio nuevo, en el que se hallan 26 amplias estancias. Todas ellas permanecían cerradas desde que el Hotel Palacio cesó su actividad en 2016.

 

El desuso durante la inactividad perjudicó el estado del inmueble por lo que la empresa adjudicataria tendrá que realizar obras para su correcto funcionamiento, así como otras inversiones e intervenciones de mejora. Todo está previsto para llevarlo a cabo en tiempo y forma con el objetivo de que el hotel pueda abrir sus puertas esta Semana Santa.

 

Artículos relacionados

Close