La cúpula de la Parroquia San Pedro Apóstol de Mengíbar recupera su esplendor

La cúpula de la Parroquia San Pedro Apóstol de Mengíbar recupera su esplendor

El Ayuntamiento de Mengíbar sufraga la mayor parte de la restauración en la “joya” renacentista

  

La cúpula del templo parroquial de San Pedro Apóstol ha recuperado su mejor aspecto interior y externo gracias a la restauración culminada hace solo unos días y que se estrenó con un acto en el que se ha elogiado el gran monumento renacentista de Mengíbar. La mayor parte del coste de la intervención fue sufragada por el Ayuntamiento, que se ha hecho cargo de 12.000 de los 19.000 euros que ha costado.

 

 

En la puesta de largo de la restauración, además de contar con la presencia del párroco de San Pedro, el Antonio Lara Polaina, y del sacerdote de La Inmaculada, Raúl Contreras Moreno, también asistió monseñor Fernando Chica Arellano, el mengibareño Observador Permanente de la Santa Sede ante la FAO, IFAD y PAM, así como el diácono Jesús Beltrán Calvo. Por parte de la Corporación, asistieron el alcalde, Juan Bravo Sosa, así como concejales del equipo de Gobierno y de la oposición.

 

 

Lara recordó que desde hacía casi tres cuartos de siglo (exactamente, desde 1943) no se tocaba una de las partes más hermosas de esta joya patrimonial mengibareña, en la que se intervino con un proyecto a cargo de los restauradores Macarena Teruel Prieto y Francisco de Asís Marín Pelado, quienes contaron con el asesoramiento de Francisco Galiano Gómez, representante en el Consejo Parroquial de la Comisión de Obras y Restauraciones.

 

 

El sacerdote apuntó que la cúpula se encontraba en mal estado desde hace muchos años, y su gran deterioro se evidenció tras la restauración del retablo mayor y, más aún, desde que se puso la nueva iluminación artística. Además, el mal estado del tejado del templo, arreglado hace unos años, perjudicó gravemente a esta parte de la iglesia.

 

 

“El Ayuntamiento ha sufragado una importante de la restauración porque tenemos que cuidar nuestro patrimonio y sin duda alguna, este templo es referencia indiscutible, no solo local, sino provincial. Esta intervención engrandece enormemente la joya arquitectónica renacentista”, manifestó Juan Bravo durante el acto de inauguración.

 

 

Lara Polaina agradeció públicamente el apoyo “imprescindible” del Consistorio, al tiempo que señaló que el resto de la obra será sufragado por los feligreses y colectivos parroquiales a través de donaciones.

 

 

Este primer párroco en la larga historia de la parroquia que es hijo de Mengíbar y bautizado en el templo fue el impulsor de esta nueva reforma, que se suma a las diferentes mejoras que ha realizado a lo largo de los once años que lleva al frente de San Pedro, como el arreglo del tejado del templo, la restauración del retablo mayor, la instalación de iluminación artística (con la aportación de la Fundación Endesa-Sevillana y el Ayuntamiento de Mengíbar), la nueva megafonía y restauración de diversas imágenes. Según ha indicado, como liturgista, su máxima ilusión es concluir con la reforma litúrgica del presbiterio.

 

 

El sacerdote informó al alcalde que el siguiente proyecto previsto es la restauración de los casetones del arco que corona el presbiterio, que están en muy mal estado de conservación.

 

 

Vídeo

 

Artículos relacionados

Close